Carta de agradecimiento de David Ramos, CEO de Klimer, tras pasar lo más duro de la pandemia COVID-19

Ahora que empezamos a ver poco a poco la luz tras el estado de alarma por el Covid, ha llegado el momento de dar las gracias de todo corazón a todos los que durante el confinamiento estuvimos dedicados día y noche a ayudar a las diferentes ONGS e iniciativas que surgieron nada más empezar el duro confinamiento.

En Klimer decidimos no pensarlo dos veces para ponernos manos a la obra para ofrecer todos los envases a precio coste y cargar nosotros con todos los gastos de logística.

Nada más anunciarse el estado de alarma, no siendo consciente de lo que se nos venía encima, nos empezaron a contactar grupos de restauración y ONGs pidiéndonos lo que tuviéramos en stock. Siguieron pidiendo y los pedidos llegaron a ser impredecibles, por lo que en Klimer decidimos no pensarlo dos veces para ponernos manos a la obra para ofrecer todos los envases a precio coste, cargar nosotros con todos los gastos de logística, así como a buscar proveedores que pudieran servirnos.

Gracias al equipo que estuvo al pie del cañón Jose, Amalia, Isabel y yo trabajamos más en equipo que nunca mientras nuestras compañeras estaban en un erte.

El panorama exterior era muy duro ya que la gran mayoría de fabricantes estaban cerrados pero los pocos que seguían con algo de actividad no dudaron en responder a nuestra petición de favores y fuimos consiguiendo en tiempo record, envases de distintos fabricantes y proveedores. Llegamos a ser capaces de servir de un día para otro (parecíamos mercaderes camuflados), pero los envases sirvieron para dar alimentos a diferentes iniciativas tan necesarias que han sido durante estos meses y no podíamos fallar.

Estuvimos sin parar más de 40 días (…) No hemos cargado tanto en la vida, pero con mucho gusto, no notamos el cansancio por la causa, nos enriquecía cada día.

Todos fuimos uno, los fabricantes, proveedores e incluso la competencia que también nos ayudó ofreciendo el stock que tenía en aquel momento. Estuvimos sin parar más de 40 días, descargando y cargando miles de envases, para ser más exactos, 561.610 unidades de envases , 240.700 de bolsas de papel kraft, 10,4 km de bobina termosellada, desde el amanecer hasta por la noche de lunes a lunes, no existían los lunes, martes o domingos… todos los días eran igual de bonitos. No hemos cargado tanto en la vida, pero con mucho gusto, no notamos el cansancio por la causa, nos enriquecía cada día por el dinamismo, por la sensación de ser de ayuda y la adrenalina de llegar a tiempo.

Seguro que me dejaré alguno fuera, pero me gustaría enumerar a todas las cocinas que estuvimos dando servicio por una buena causa.

Simplemente quiero agradecer y dar luz a toda la colaboración y el buen hacer de todos aquellos que han estado ayudando a la gente, familia y vecinos sin recursos. También la ayuda que se ha otorgado a los grandes héroes de esta pandemia, los médicos como a los cocineros, conductores, montadores, transportistas etc.

  • World Central Kitchen (Madrid, Huelva, Sevilla, Jaen)
  • Arzábal
  • Grupo Sagardi
  • 80 Grados
  • Makkila
  • Grupo Larrumba
  • Grupo El Escondite
  • Grupo Lalala
  • ONG Un inicio
  • Gomez Acebo y Pombo
  • Vinitus
  • Makkila Foods
  • Four Seasons
  • Casa Carmela
  • Food for heroes
  • Cristina Oria

A nivel personal, siempre he sabido que en Klimer somos un equipazo, pero en una situación tan dura, ha quedado claro que no puedo estar más orgulloso de esta pequeña gran familia que es Klimer y que ha sido capaz de ayudar gracias al gran esfuerzo, a la magnitud de todas las iniciativas sociales que se han producido en todo España.

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *