La Montanera de los cerdos ibéricos de Carrasco Ibéricos

La montanera es el periodo que transcurre entre los meses de octubre y marzo, que coincide con la época de bellota, y cuando se produce el engorde natural de los cerdos ibéricos.

La montanera es el periodo que va de octubre a marzo, en el que los cerdos se alimentan de bellotas en la dehesa. Es la época en la que la bellota cae del árbol de manera natural, en nuestro caso la montanera la realizamos en Extremadura, en Jerez de los Caballeros, donde Carrasco tiene una finca propia. Lo hacemos allí porque Extremadura tiene la mayor densidad de encinas de Europa, con las mejores dehesas.

Bellota de la montanera del cerdo ibérico
Bellota de la montanera del cerdo ibérico

Los cerdos viven al aire libre y se alimentan de manera natural. Este tipo de alimentación, la bellota, supone el 70% de la calidad de un jamón ibérico. Es el elemento diferenciador, que aporta grasa oleica y hace que los jamones sean tan untuosos y sabrosos.

Cerdo Ibérico Carrasco
Cerdo Ibérico Carrasco

Los cerdos ibéricos se caracterizan por tener silueta estilizada, poco pelo o ninguno, morro afilado y orejas caídas

  • ¿Sabías que un cerdo come unos 10kg de bellota diarias durante la época de montanera? Escogen las más dulces primero, y prefieren las de encina a las de alcornoque.
  • Un cerdo ibérico Carrasco necesita entre 2 y 3 hectáreas durante la época de montanera para alimentarse de bellotas.

¿El resultado? El producto de Carrasco Ibéricos

Jamón Ibérico de Carrasco Guijuelo
Jamón Ibérico de Carrasco Guijuelo

El jamón ibérico de bellota de Carrasco tiene un sabor único, de color rojo cereza intenso, matices a madera y bellota, suave, untuoso, con bajo punto de sal, y con un ligero toque dulzón, que lo hacen irresistible.

Los puntitos blancos que aparecen en el jamón ibérico de bellota son cristalizaciones de tirosina, uno de los aminoácidos que forman las proteínas, y son muestra de máxima calidad debido al largo proceso de curación.

El producto
El producto

El jamón ibérico de bellota tiene cuatro partes principales. El jarrete que es fibroso e ideal para consumir en tacos. La maza, es la parte más admirada, jugosa y con infiltración grasa, la babilla más curada y por ello con un punto más elevado de sal y la cadera, que al estar pegada al hueso es muy sabrosa y melosa

Corte del lomo ibérico
Corte del lomo ibérico

El lomo ibérico de bellota de Carrasco está condimentado con Pimentón de la Vera, lo que le aporta ese color anaranjado, es jugoso gracias a la infiltración grasa de la bellota, y está embuchado en tripa natural.

Consulta todos los productos de Carrasco Ibéricos en su web

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *